lunes, 10 de septiembre de 2012


"Rodando" Un zoom-in a la obra
por Valeria Arévalos



Rodando…
El título elegido por Alejandro Acobino y Germán Rodríguez condensa un matiz de sentidos. Todo rueda. Rueda la road-movie, rueda la silla, rueda el Torino… rueda nuestra imaginación, que gracias al personaje de Starring (el Protagonista) irá visualizando plano a plano la travesía de Teo y Mina. Teo con cámara en mano recorrerá caminos en busca de tomas sorprendentes y si no las encuentra las inventa, poco importa. Mina pedaleará a su destino incansablemente, tiene una misión y nada podrá distraerla.
El texto se nos presenta como un conjunto de fotogramas. El paso a paso de la creación de un film que irá tomando forma en nuestras mentes gracias al relato impecable de Germán Rodríguez, quién representará al personaje de Starring así como también a todos aquellos que aparezcan en cuadro, interpretando a cada ser con una sutileza y una calidad digna de destacar. Se podría pensar que este rol doble que cumple en el escenario, en donde da vida al creador del film y a los personajes que en él habitan, también lo cumple fuera del mismo, ya que además de desempeñarse como actor fue dramaturgo de la pieza junto con Acobino. Un aplauso para él.



A nivel escenográfico el espacio se nos presenta minimalista con apenas un elemento ubicado sobre nuestra derecha, una pequeña mesa y un vaso de agua, el resto será ocupado por la oscuridad. Oscuridad que se irá habitando, en principio por un cigarrillo encendido (plano detalle) que luego dará lugar al personaje de Starring en su silla de ruedas.
Como no podía ser de otra manera, la iluminación cumple un papel fundamental, tanto es así que por momentos Starring, su silla, el humo del cigarrillo…se convierten en Teo en su Torino en la ruta bajo una nube blanca que lo acompaña. ¿La magia del cine llevada al teatro? ¿Es posible? ¡Así parece!